Entrada mas vista!

Visita al campo de concentración de Terezin

sábado, 31 de marzo de 2012

Argument - Restaurant - Cafe.



Varias veces paseando por nuestro barrio me había llamado la atención este restaurante en la calle Bubenečská 19, en frente de la embajada americana. Desde fuera, a través de los grandes ventanales, se veía un salón no muy amplio, decorado con estilo moderno (cosa rara en Praga donde abundan los "pubs", más que los restaurantes de lujo). La carta fuera da idea de que no es un sitio barato, pero por algún motivo, resultaba bastante apetecible. Así que a pesar del nombre, fuimos a cenar!

El salón que se ve desde la calle es el de fumadores; pasando al lado de la barra hacia el fondo hay un segundo comedor de no fumadores, que es a donde nos llevaron los camareros, bastante amables, y que hablaban inglés perfectamente (la zona de fumadores estaba llena, por cierto). En el salón del fondo hay un par de mesas de frente, y a la izquierda, subiendo dos peldaños, otro grupo de otras 7 u 8 mesas. En este saloncito, del techo cuelga una pequeña lámpara por cada mesa, que queda a unos 2 metros del suelo, y que el camarero se encargó de encender al llegar nosotros. Curioso que sólo enciendan las mesas ocupadas, pero resultaba en una iluminación agradable.

Pedimos dos cervezas (40 coronas cada una, lo normal por aquí) mientras mirábamos la carta de comida y la de vinos. O llegamos con hambre, o nos apetecía todo.. de lo primero que leímos, los entrantes, todos me apetecían. Al final nos decidimos por un clásico (que al ser conocido sirve para comparar la calidad!): queso de cabra gratinado sobre una tostada y compota de manzana (chutney), con ensalada. 147CZK (unos 6€). Era una sola tostada fina con la compota y el "medallón" de queso, que ni era excesivamente grande, ni excesivamente grueso, pero estaba bien de tamaño, y bastante bueno de sabor (no el mejor que he probado, pero la mezcla con la manzana quedaba bastante bien). La ensalada era escasa, pero con un aceite bastante rico. Notable.

Sillar de cordero con arroz
De segundo tomamos cordero al curry (saddle, que se debe traducir como silla o sillar, aunque no lo había oído nunca), y ternera (flank, que no tengo claro si es entraña, falda o qué, porque en inglés la vaca se corta en menos piezas que en español!).
El cordero estaba sencillamente espectacular; servido en varias lonchas, apenas sabía a curry (casi mejor, pues estaba exquisito así), alrededor del arroz arábigo, que aunque era arroz, también estaba de sobresaliente. 379 coronas (unos 15,2€).
La ternera no se quedó atrás. También unas lonchas, no muy hechas, con una salsa (reducción de Marsala) y 4 ó 5 cebollas francesas caramelizadas. Increíble, otro sobresaliente (338CZK = 13,6€). No sabría con cuál quedarme, pero si todo está tan rico, es para ir más veces.
Como la carne venía sin guarnición, pedimos unas patatas fritas caseras (ricas, por encima de la media de los restaurantes porque no estaban crudas, y estaban blandas y sabrosas), y como teníamos antojo, también pedimos pan de ajo (una bageutte pequeña, caliente, cortada en rebanadas untadas de una mezcla de aceite y ajo; también bastante rico para ser sencillamente un pan de ajo). Ambos acompañamientos 55 coronas (unos 2,20€ al cambio de marzo 2012).

Coulant de chocolate
Como no teníamos hambre pero tampoco estábamos llenos a reventar, pedimos dos postres. Un coulant de chocolate sobre salsa de vainilla (notable alto! 98 coronas, 4€), y la tarta de chocolate al Grand Marnier con helado de yogur; también bastante bastante rica 93 coronas (3,7€).

No lo he comentado al principio, al hablar de la carta de vinos... Estaba bien de variedad, y afortunadamente, no era tan caro como el Matylda. Me apetecía tinto, y me apetecía probar uno checo, así que elegí uno de los 3. La camarera me advirtió que los tintos checos que tenían no eran especialmente buenos (curioso, pero está bien que lo digan), pero aún así pedí uno. Al rato vino a decirme que tenían otro checo algo mejor, pero más amargo. Me dio miedo y dejé el que había elegido, que a la vista del ticket era "Dornfelder" (no sale en la web mientras escribo), por 469coronas (casi 19€). Era tirando a dulce (demasiado), y en efecto, no demasiado bueno, así que fue lo más flojo de la cena...

Para terminar, un licor de melocotón (Golles Merunka) en un vaso de fino de 0,02 (a pesar de que intenté pedirlo en "balloon glass with ice", debe ser que no se dice así o no están acostumbrados), por 75 coronas. Lo segundo peor con el vino, pero tenía capricho!
Total, que 2 cervezas, vino, un entrante, dos segundos, dos acompañamientos, dos postres y un licor, sumaron 1793 coronas (casi 72€), qué mas el 10% de propina (dejé 170 en realidad), hicieron 1963 coronas. Redondeando, 80€. Para lo rico que estaba todo, la cantidad, el sitio agradable y tranquilo, y el buen servicio que tuvimos, me parece barato! Volveremos.

Por cierto,curiosamente, este también tiene manteles individuales, y servilletas de papel. Los que usen tela deben ser los de super lujo!





3 comentarios:

  1. Como os ponéis! Qué tios!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Voy a ir dentro de poco a Praga, ¿Sabéis si sigue abierto?

    ResponderEliminar

Gracias por participar en nuestro blog!!