Entrada mas vista!

Visita al campo de concentración de Terezin

miércoles, 12 de septiembre de 2012

¿Son los checos unos bordes?


Una y otra vez, la gente que viene a vernos a Praga nos pregunta ¿es verdad que los checos son unos bordes? Algunos, directamente lo afirman categóricos. Una y otra y otra vez los españoles que nos cruzamos lo repiten indignados.
¿Es cierto? ¿Son los checos unos bordes? Vamos a intentar aclarar este punto intentando defender a los checos y su curioso carácter tan distinto del español.

Al mudarnos a Praga estábamos preocupados por el tema. Yo había estado de vacaciones unos 15 años atrás y la experiencia con los checos había sido regular. No hablaban inglés y hacían poco por entender o ayudar.
Sin embargo, las primeras semanas viviendo en Praga, todo el mundo nos pareció increíblemente amable. Camareros, gente en la calle, vendedores en las tiendas… No hablábamos ni palabra de checo pero en seguida se lanzaban a hablar en inglés con nosotros y con bastante buen nivel.

Con esta experiencia, nos sorprendió que nuestra compañera Zuzana no fuera más amable con nosotros. ¿Le caeríamos mal? Al pensarlo meses después, no es que no fuera amable, todo lo contrario, nos ayudó a instalarnos, nos ayudó con el idioma, incluso nos aconsejó sitios a los que debíamos ir. En resumen, no puede decirse que sean bordes, digamos que los checos en general son amables pero distantes. Esa es la palabra que mejor les definiría.

Cuesta mucho que un checo empiece a abrirse a alguien nuevo y parece que aún más si la persona es extranjera. En España estamos acostumbrados a darnos dos besos al presentarnos, a hacer amistad en décimas de segundo y a quedar con amigos de amigos a los que no conocemos. Conectamos con la gente y somos confiados; ¡nos encanta hablar! En cambio los checos son más del norte… ¡no lo pueden evitar!

Al típico carácter reservado del norte, su tranquilidad, el volumen al hablar (qué diferencia con los gritos de los españoles y latinos), etc, hay que añadir una historia complicada.
Desde tiempos inmemoriales, los checos han sido invadidos una y otra vez por todas las naciones próximas. Y no penséis que esto es historia antigua. Algunos ancianos aún con vida han pasado por hasta 9 cambios de nacionalidad con los vaivenes del siglo XX y XXI. El último de estos cambios en 1993 cuando Checoslovaquia se dividió a petición de los eslovacos.

Con esta historia, no se les puede reprochar que sean un poco quisquillosos y más si tenemos en cuenta los años del comunismo. Durante décadas, el régimen comunista sembró el miedo a hablar más allá de la cuenta. Una de cada diez personas era un espía que reportaba directamente al régimen y las cárceles de la “Checa” (la Gestapo checa) no eran un lugar agradable en el que acabar. Así que los checos se acostumbraron a guardarse sus opiniones. Nunca podía saberse si mañana gobernarían los rusos, alemanes, chinos…

Uno de los guías que hemos conocido en Praga, contaba que desde pequeño, su madre le insistía en que nunca cogiera el teléfono móvil en el transporte público. Nadie tiene porqué enterarse de lo que pasa en tu vida. El chico, seguía sin responder a las llamadas en lugares públicos hoy en día. Hemos visto a personas que cogen el móvil en el tranvía pero se tapan la boca al hablar como si estuvieran contando algo ultra secreto... es raro viniendo de una cultura donde un par de paradas de autobús sirven para enterarte de todos los detalles de la vida amorosa de la chica que se sienta detrás de ti y de todas sus amigas.

Total, que si te encuentras por las zonas turísticas, lo más probable es que la gente sea muy amable. Cuidado al hablar español en las tiendas (por ejemplo si intentas regatear) porque muchos dependientes lo hablan pero se hacen los tontos para que no te des cuenta y así poder negociar mejor.
Pero si te sales del circuito turístico, puedes encontrarte con gente que no hable inglés y a la que no le haga ninguna gracia tener que esforzarse en atender a un turista más que entra a molestar. Pero vamos, esto te puede pasar en Praga o en Sevilla.

Según nuestra experiencia este año, los checos son... especiales. Amables pero distantes. Desconfiados y con pocas ganas de entrar en una relación de amistad. Hay que reconocer que tampoco hemos puesto mucho de nuestra parte en este aspecto, pero el carácter (exceptuando que sean tan respetuosos) es una de las pocas cosas que no vamos a echar de menos de este año en Praga.

32 comentarios:

  1. Llevo casi un año en Praga y aparte de no dirigirnos la palabra los vecinos en el tiempo que llevamos aquí, hoy me han hecho llorar, porque se me ha ocurrido poner la música a las 12 de la mañana.. amenazándome con llamar a la policía y diciendo que no podían soportar los gritos de mi hija, que a las 10 de la noche ya está dormida como un angelito... Los checos no son distantes, SON MALOS y no dudan en echarte de un edificio donde sólo quieren que vivan checos y no inmigrantes.

    ResponderEliminar
  2. Si eres español y te estás planteando venir a trabajar a Praga, mi consejo es que busques un país menos hostil para con los emigrantes españoles. Y si no puedes evitarlo, te aconsejo que busques alojamiento en Praga 1 (el centro de Praga), donde te puedas expresar en inglés y te traten mejor ya que están más habituados al turismo. Eso sí, busca una casa con doble ventana o buen aislamiento para poder dormir.
    Ojalá alguien me hubiese aconsejado a mi y mi familia antes de tomar la decisión de dejar España para venirnos a un país tan duro en muchos aspectos, como el clima, la gente, la comida..
    Eso si, como publicistas no tienen precio, ya que lo único que trasciende al resto del Mundo es lo maravillosa que es la ciudad de Praga.. será el centro porque los alrededores son grises en cuanto al color de sus edificios, a medio terminar, rematados en gris, supongo que para evitarse el estar pintándolos con frecuencia debido a los altos niveles de contaminación.
    ALTAMENTE DESACONSEJABLE VENIR A VIVIR A PRAGA SIENDO EXTRANJERO, OJO!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola a ambos! La verdad es que no nos sorprende nada leer que hay gente descontenta. De ahí en realidad vino el escribir este post :)
    Para los españoles y latinos en general la forma de ser de la gente checa es un shock y es muy difícil hacer amigos. Por eso muchos expatriados se relacionan con otros expatriados (que hay muchos y organizan muchas reuniones para conocerse!!). Por ejemplo, hay una asociación de españoles en Praga que igual os podría ayudar a sentiros más como en casa especialmente teniendo familia. Podéis echar un ojo aquí: http://www.asociacion.cz/
    La verdad es que los casos concretos que contais suenan fatal, pero también imagino que se pueden encontrar malos vecinos y zonas ruidosas en cualquier ciudad. Nuestro barrio, Praga6, nos parece estupendo y no hemos tenido más problemas que los habituales en Madrid. Nuestros vecinos de al lado son franceses (super majos) y el dueño del apartamento, aunque al ser checo no nos entendíamos con él más que por señas, era un absoluto encanto.
    Os diríamos que no os desanimeis, Praga es un sitio maravilloso en el que vivir, con sus cosas, como cualquier ciudad :) Ya vereis como con el buen tiempo la cosa mejora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soy una española q necesito ir a Praga el 11 de noviembre y necesito una persona q me traduciera el checo o el inglés un par de horas es por motivos de una operación q le van hacer a mi hijo y necesitaría q alguien me traduciera lo q me diga el medico. Si alguien pidiera ayudarme se lo agradecería mi email es Bisuteri2012@Gmail.com. Muchas gracias y un saludo

      Eliminar
  4. Yo voy a ir a Praga en Abril, pero visto lo que contáis, me lo pensaré dos veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, son secos, pero sobre todo para hacer amigos; yo no dudaría ir a Praga; la ciudad merece MUCHO la pena!!
      ciao!

      Eliminar
  5. Hola, terminamos de llegar de Praga un grupo de amigos y yo. Han sido cuatro días de estancia y volvemos con un sabor de boca muy amargo. La ciudad es preciosa, la comida nos ha encantado, pero para definir a la población se me ocurren varios apelativos y todos negativos. Jamás encontré semejante mala educación y antipatía hacia el turista, algo surrealista teniendo en cuenta que viven del turismo. Hemos tenido choques constantes con camareros, tenderos, personas de la calle, guardias de seguridad, trabajadores del transporte público, etc. Y aún hablando inglés... Todavía no alcanzo a entender cuál es su problema.
    Pensando que quizás habíamos tebido mala suerte, hemos hablado con otros turistas, españoles, ingleses, argentinos y todos con la misma experiencia respecto a los checos.
    Organizamos el viaje con muchas ganas, pero una vez allí nos hemos arrepentido muchísimo de haber venido porque hemos vivido situaciones muy extrañas e incómodas y, la verdad, que la ciudad sea bonita no compensa la mala leche con la que hemos regresado a España, porque nos han contagiado su hostilidad y amargura. Una pena. Evidentemente no regresaremos y tampoco la recomendaremos.
    Sandra

    ResponderEliminar
  6. Una pena, la verdad!! Nosotros no hemos tenido demasiado problema pero también es verdad que no frecuentamos las zonas más turísticas... supongo que reciben tanto turista que al final se cansan .. Lo cual no es excusa!! Lástima que no haya forma de hacer llegar estas cosas a alguna autoridad que vigile para no perjudicar el turismo..

    ResponderEliminar
  7. Estoy bastante de acuerdo con todo lo que decís, muy bonita la ciudad, recomiendo venir una vez, pero eso, una vez con 3 o 4 días a lo sumo y es suficiente, el trato recibido y la gente no es algo que me lleve de recuerdo, es más un día ví a un checo sonreír y le hice una foto, no me lo creía

    ResponderEliminar
  8. Estuve en Praga en el año 1996, ya ha llovido. Fui, además, en coche, atravesando la R. Checa. Primero hice noche en Pilsen, la cuna de la cerveza, y la verdad, aunque era un desierto, el trato con camareros y alguna otra persona fue amable. Pero pronto cambió eso. Nada más llegar a Praga: policías a los que le preguntabas una dirección te apartaban con gestos de malos modos, aparcacoches oficiales que te echaban nada más parar…íbamos tres amigos y nos bajamos dos a buscar alojamiento (fuimos a la aventura) y al volver al coche, bien estacionado, nos dice nuestro amigo que ha venido un policía y le ha tenido que pagar 200 coronas o si no llamaba a la grúa…en un restaurante tuvimos pelea con un camarero, ya que nos cobraba el triple de lo que ponía la carta…y así todo. Las mujeres son guapísimas (entonces no salían por la noche, no sé ahora) y la cerveza es la mejor del mundo en mi opinión, Praga es una ciudad bonita (si sales de centro es un espanto, yo lo vi)…pero la gente me pareció un horror. Pensaba que era porque acababan de salir del comunismo prácticamente, pero leo que no. Suerte a los que tenéis que vivir en un país tan inhóspito.

    ResponderEliminar
  9. Es curioso, pero hasta que ya teniamos los billetes y todo el viaje organizado, no se nos ocurrió pensar en cómo sería la agogida que nos iban a brindar los checos. Sencillamente , ha sido decepcionante. Hemos estado cinco dias en Praga y no ha habido uno solo que no hayamos tenido un encuentro desagradable con ellos. Desde camareros, dependientas de tiendas de souvenirs, la mujer que atiende una oficina de informacion turistica.... Son comunes la brusquedad, las frases cortantes y el desprecio. No nos hemos sentido para nada bien acogidos. No encontramos a un camarero sonriente hasta el cuarto dia de estancia. Tambien hay gente amable, pero no es lo mas habitual.

    ResponderEliminar
  10. Es curioso, pero hasta que ya teniamos los billetes y todo el viaje organizado, no se nos ocurrió pensar en cómo sería la agogida que nos iban a brindar los checos. Sencillamente , ha sido decepcionante. Hemos estado cinco dias en Praga y no ha habido uno solo que no hayamos tenido un encuentro desagradable con ellos. Desde camareros, dependientas de tiendas de souvenirs, la mujer que atiende una oficina de informacion turistica.... Son comunes la brusquedad, las frases cortantes y el desprecio. No nos hemos sentido para nada bien acogidos. No encontramos a un camarero sonriente hasta el cuarto dia de estancia. Tambien hay gente amable, pero no es lo mas habitual.

    ResponderEliminar
  11. Hola, soy checa, y estoy completamente de acuerdo con casi todo lo que escribisteis. Lo único que les puedo aconsejar es que visitáis Moravia. La República Checa consta de dos partes Chequia y Moravia. La verdad es que los de Moravia no entendemos a los de Chequia, me parece que somos mucho más amables y abiertos. No somos tan ricos pero somos cordiales. En nuestras mesas siempre hay una botella de vino o de "slivovice" con chorizo. Nos encanta visitarse y hablar. Hablar sobre todo!! para nosotros "Praga es un estado dentro de un estado". así que si quereis conocer a los checos verdaderos venid a Moravia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he vivido 6 anos en Brno y no hay mucha diferencia, la verdad

      Eliminar
    2. Creo que mientras más al este viajes las cosas mejoran un poco en términos de amabilidad. Yo viví un tiempito en Eslovaquia y la gente ahí es más amable. También son fríos y distantes, pero creo que son más humildes. Al menos así era en el 2007 en Bratislava y en los pueblos, creo que son aún más accesibles. Por supuesto que en comparación con los latinos ellos son témpanos de hielo, pero nada comparado con los groseros de Praga.

      Eliminar
  12. Hola Kristyna! Muchas gracias por tu consejo! Desde luego cuanto más al sur más agradable y abierta es la gente. Moravia acaba de subir puntos en nuestra lista! :) Un saludo!!

    ResponderEliminar
  13. Hola a todos! Me reconforta leer vuestros comentarios. Acabo de volver de un viaje en el que he tenido que compartir trabajo con un Checo y he llegado algo deprimida. Su acento inglés era muy cerrado y no hubo manera de que me facilitara las cosas, la comunicación fue mala y lo encontré intransigente y extremo. Fue un choque cultural bastante fuerte y terminó ignorándome. En fin, nunca me había pasado algo así. Saludos!!

    ResponderEliminar
  14. He tratado con muchísimos checos y pasado largas estancias tanto en Praga como en Moravia y nunca tuve problema, todo lo contrario. Siempre me sorprenden este tipo de comentarios tan generalizados.
    Sí que es una sociedad muy diferente, basta por ejemplo ver un partido de fútbol en un bar y ver escasa efusividad en la celebración de los goles. Pero entre eso o dar berridos y compartir espacio con 30 personas que saben más que el entrenador, creo que tengo claro lo que prefiero.

    ResponderEliminar
  15. Acabo de ir a Praga y mi experiencia con los locales fue terrible. Es increíble cómo una ciudad que vive del turismo tenga ese pésimo trato a los visitantes.
    Ciertamente la ciudad es hermosa! Pero creo que fue la que menos disfrute en mi recorrido por Europa gracias a terribles experiencias con personas que no solo no quieren ayudarte, si no que se portan de forma despota y grosera todo el tiempo.
    Por dar un ejemplo, en un McDonalds en el que consumi, pregunte cómo ingresar al wifi, ya que la página estaba en checo y es un idioma difícil, la respuesta de la empleada fue "no se, yo vengo aquí a vender no a usar internet"

    ResponderEliminar
  16. Viaje con chofer de viena a praga. 4 horas. Dos preguntas sobre algo del viaje. Dos gruñidos. Fin dw la conversacion. En praga hay gente amble mas o menos un 25%.
    Para comprar una joyeria en la plaza de tuyz,dos jubilados encantadores.

    ResponderEliminar
  17. Viaje con chofer de viena a praga. 4 horas. Dos preguntas sobre algo del viaje. Dos gruñidos. Fin dw la conversacion. En praga hay gente amble mas o menos un 25%.
    Para comprar una joyeria en la plaza de tuyz,dos jubilados encantadores.

    ResponderEliminar
  18. Estuve en Praga en febrero de 2016. Me gustó la ciudad y me pareció totalmente coherente la energía del lugar con la de su gente. Me pasó en un restaurante que al ingresar pregunté si había lugar y me señalaron como para que me fijara yo. Entendí que tal vez esa era la costumbre. Esperé un poco y consegui sentarme. La misma mesera que había sido hosca, terminó sonriendo amable sobre el final de mi cena, ya que dí el primer paso en la simpatía, le expliqué que era dificil para mi entender el menú y si podía ayudarme. Ella cambió su postura y fue amable. De ahí entendí que ellos son de ese modo. Se toman su tiempo para simpatizar con alguien. No me molestó. Con quien sí tuve un problema fue con un taxista. Me trató lo suficientemente mal en 100 metros como para que decidiese bajarme. Pero en contraposición, pedí ayuda en un restaurante ya que no tenia bateria en el celular ni sabia donde estaba ni como volver y el chico que me ayudó fue la persona mas amable que conocí en todo el viaje. Hizo llamados, me explicó algunas cosas y se preocupó en todo momento por mi. Asi es que comparto en lo general que son distantes, pero para nada eso empobreció mi visita. Considero que hay que respetar la forma de ser del lugar q uno visita, uno es la visita y no hemos sido invitados ni tienen obligacion de ser sinpaticos. No tomárselo personal. Volveria a ir en cualquier momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena apreciación, Caro... Supongo que hay que darles tiempo y entender que son cerrados/distantes (más que bordes)... Además, en cualquier sitio, incluyendo el sur de España donde se supone que son más abiertos, puede tocarte un borde! Gracias por el comentario!

      Eliminar
  19. Los chechos solo son simpaticos en los restaurantes donde luego esperan poder cobrar una buena propina, hay excepciones claro. El caso es que deberian ser mas abiertos, viven del turismo, y deberian tener consideracion alguna, prestarse a ayudar a los turistas que les preguntan. La sensacion que le da a cualquiera es que estan muy amargados y que pudiendo ayudar a los demas lo unico que parece gustarles es hacerse los listos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta raro eso de "deberían". los turistas son molestos en cualquier parte del mundo, arruinan los lugares donde van. En Buenos Aires son insoportables y si los tuviera andando en segways en mis plazas historicas y borrachos por todos lados, no les daria ni la hora.

      Eliminar
  20. Soy medio alemán y medio español. Y mi experiencia es lo que usted llama ser especial en los manuales de urbanidad de Eramus se llama ser borde, maleducados, groseros, rencorosos y por supuesto muy envidiosos. No soportan a ningún pueblo y sienten un gran racismo a todos los europeos de paises del sur. He sido testigo de ver turistas italianas llorar en Karlu most. Conozco el pais, he estado 20 veces. Como medio alemán entienden perfectamente el alemán pero no les sale de los gametotángios hablarlo. Son estúpidos y arrogantes. Kafkam escribía en alemán, no en checo.

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos! En julio estuve en Praga con dos amigas más. Cuando nos preguntaron que qué tal la gente de allí, sólo se nos ocurría una palabra: SECOS. Ya sabíamos que el carácter de los checos iba a ser más cerrado y distante que el de cualquier país mediterráneo, y efectivamente así es. Pero sin embargo, en la semana que estuvimos, no tuvimos el más mínimo problema. Llegamos de madrugada y tanto el chófer que nos recogió como el personal del hotel se mostraron agradables y educados. Eso sí, no esperes que te den conversación. El personal de la Oficina de Turismo fue más simpático aún, la chica que nos atendió fue un encanto y nos resolvió todas las dudas que teníamos. En los restaurantes nos encontramos de todo, camareros más simpáticos y otros más cortantes, pero ya lo tomábamos como algo normal. Hay de todo, como en España. Yo vivo en Málaga y aquí te encuentras a gente más cortante aún. Con deciros que fuimos a la ópera y el hombre que nos vendió las entradas hizo un chiste y nos reímos muchísimo. No hay que tomárselo como algo personal, como he leído más arriba. Es una cultura diferente, ni mejor ni peor, y creo que si en todo momento eres educado y respetuoso no vas a tener ningún problema. Hay gente que parece muy molesta con los turistas, a pesar de que es una ciudad que vive de eso, pero yo eso lo veo cada día en España también. No dejéis de escapar la oportunidad de ir a Praga o a cualquier otra ciudad, disfrutad, bebed y pasad de la gente. Es la mejor forma de volver con un buen sabor de boca. Salud!

    ResponderEliminar
  22. Amigos estoy en Praga en este momento acabo de llegar de otros países que visite y debo decir que no soy tan magnánimo como muchos de Uds. llevo un día y los he encontrado mal educados y mala leche.. van por la vida haciendote un favor cuando la verdad mucho de lo que mueve esta ciudad si no todo es el turismo... No tengo claro a quien le han ganado.... pero por lo visto hoy ya me quiero ir... pensaba hoy no habra alguna publicación a donde escribir y quejarse???

    ResponderEliminar
  23. Estamos ahora en Rep. Checa. Que sean secos, o poco comunicativos, no me parece mal... Pero ayer una mal educada que parece ser que sólo trata con animales nos cerró la puerta en las narices. Habiendo sido nosotros más que amables... Esta tipa era un tros d'ase... Que no llega ni a animal entero...

    ResponderEliminar
  24. Volvimos ayer de pasar 4 días en la República Checa. Aún no he salido del shock que me ha provocado este viaje. Viajaba con mi marido, mis hijos de 13 y 15 años y una pareja más. Les había vendido este viaje como un lugar placentero, bonito, donde pasear por los mercadillos navideños, casi de cuento de hadas, pero desde el primer día comprobé que nada más lejos de la realidad. Mis hijos aún no entienden qué es lo que nos ha pasado.
    La verdad es que lo primero que he hecho hoy es buscar información donde poder comprobar si hemos sido los únicos o, por quitarme un peso de encima, por comprobar que nada hemos hecho para merecer el trato recibido.
    Nos han tratado mal, muy mal. Nos han reñido, nos han chillado, nos han levantado la mano en tono amenzante, nos han echado de tiendas... Cualquier sitio les viene bien: el kentucky, el castillo de Praga, el aeropuerto, un minimarket... y aunque cueste creerlo aún no entendemos el por qué... quizás por preguntar cuánto costaban las manzanas???
    Entiendo que pueda haber gente que haya tenido una buena experiencia y que cueste creer lo que explico, pero es que lo que nos ha pasado es inexplicable.
    He vuelto con un sabor muy muy amargo. Los checos no son serios ni secos, son desagradables, cortantes, déspotas, humillantes, hirientes...
    Y por lo que más mal me sabe es por mis hijos. Si de algo me ha servido este viaje es para enseñarles lo que no se ha de hacer y para demostrarles que ciertos comportamientos no se lo merecen ni los animales.
    Lástima no haber leído este foro antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, lo siento mucho silvia, sé lo que sientes, yo, después de dos años de haber estado en praga y en modo ¨educado¨, recomiendo que es una ciudad preciosa para visitar en dos o tres días máximo sin hacer caso a la mayoría de pragueses, me explico, como arquitectura es espectacular, como fotografía es precioso,... pero para dos o tres días, nada mas, en el hotel, bares y restaurantes nos sentimos acosados por parte de camareros (yo soy camarero en españa), recepcionistas, por parte de guías turísticos checos, acosados en el punto de vista de dinero pero con muy poca gracia, mas bien desgracia de trato. Me gusta mucho contar que cerca de la zona turística nos encontramos un bar con muy buena cocina y un trato muy agradable, realmente fue así que le agradecimos muchísimo a la camarera su trato con la mejor de nuestras sonrisas, era un oasis de simpatía y normalidad, tengo una pareja amiga que estuvieron un año antes y cuentan lo mismo que tú y yo. Recomiendo ver praga porque es precioso pero no volver y no esperar amabilidad ni buen trato por parte de los pragueses.

      Eliminar
  25. Los que han tenido experiencias con personal de servicio descrito como "amable", "simpático (a)", "buen trato", "paciente" y otros adjetivos de humanidad, déjenme aclararles que esas personas no son checos nativos. Con un margen cercano 100% de seguridad, vienen de países como Croacia, Serbia, Moldavia, Bosnia, Ucrania o Polonia. Al ser eslavos absorben el idioma checo con relativa facilidad y por lo tanto, suelen ser confundidos por gente que está de paso.

    Lo dice alguien que lleva atrapado casi una década en esta jungla de primitivos.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en nuestro blog!!